Estancia Ave María

En Ave María se resume lo mejor de una escapada rural de lujo en las serranías tandilenses.

El casco fue construido en 1962 por Mercedes Santamarina con un refinado gusto francés. “Todo negro y blanco. Los colores vinieron después”, explica Asunti, quien emprendió este sueño en 1997 y lo abrió al público en 1999.

Cada una de las 11 habitaciones tiene una combinación de colores y texturas que la hace única y especial. Todas tienen una hermosa vista al jardín o las sierras y garantizan un descanso de ensueño. 

La cocina merece un párrafo aparte. Aromas caseros, sabores naturales, productos de la propia huerta, el asado y las picadas se combinan con una refinada cocina europea, como no podía ser de otra manera, en esta estancia que ostenta un elegantísimo casco normando.

Una larga caminata por el campo, un paseo en bicicleta, un buen masaje, un momento de relax en la piscina o recorrer la huerta, son algunas de las experiencias únicas que ofrece Ave María. 

Las Cabalgatas, son otra manera de disfrutar la amplitud del campo y las sierras, sus vistas y perfumes, los amplios cielos diáfanos para ir descubriendo los rincones más lindos de la estancia, como el macizo de piedra que sostiene a la Virgen de Lourdes.

Aceptan mascotas 
Cuenta con una habitación accesible, preparada para huéspedes con movilidad reducida.
Paraje La Porteña, Circuito Turístico, Tandil.
+54 249 442 2843
avemariatandil@gmail.com

Cómo llegar